Wifi en La Coruña (neno) y de gratís

Hoy me siento un poco filántropo. Generoso. Es por eso que, sin que sirva de precedente, voy a enrrollarme con la peñita y a ofreceros una de esas entradas de utilidad que se alejan un poco de mi habitual comedura genital.

Muchos sabréis (este simple comentario ya es una comedura genital) que no dispongo de internet en mi morada habitual y que, por tanto, me veo obligado a cierta tendencia nómada que me lleva de un punto de wifi gratuito a otro. No penséis que esta excentricidad responde a un motivo económico. Ni mucho menos. Lo hago un poco por desmarcarme, por hacerme el raro. Por ser un poco más gilipollitas.

El caso es que, la necesidad autoimpuesta de vivir sin internet, me ha convertido en un experto en materia de rateo de redes inalámbricas a lo largo y ancho de La Coruña. Aquí os facilito algunos de esos puntos, con sus ventajas (siempre muchas) y sus inconvenientes. Para que veáis que yo también comparto. Todo muy P2P.

Esquinita del Pastor en La Fuente de Cuatro Caminos.

Este es un bonito sitio en el que conectarte a internet. El radio es limitado (tienes que situarte en el paso de peatones que une el Banco Pastor con la plaza jardín de enfrente) pero presenta una serie de ventajas. Para empezar, hay una especie de techo, prolongación del bar de la plaza, que te permite navegar feliz los días lluviosos o de inclemente sol y, para terminar, el sonido chisporroteante de la cercana fuente de Cuatro Caminos le da a tu navegación un toque zen muy relajante.

Aquí trampeé un poco la instantanea (se coge mejor el wifi un pasico a mi izquierda) para que la foto luciese más

El Fórum Metropolitano (un nombre de lo menos presuntuoso, por cierto)

El Fórum es una especie de búnker bonito inserto en el Parque Europa. Es una biblioteca y un centro de cosas varias, juveniles y educativas. Todo muy europeo. Aquí lo interesante es que puedes pararte, sentarte tranquilamente y echar mano del portátil, o trampear el asunto para que el que te vea te tome por un tío leído más que por un friki pajillero de internet. Ejemplo.

Aquí estoy yo todo guapo leyendo "Agujero Negro" ¡Cuán intelectual y andergraun que soy!

Pero en cuestiones de wifi gratuito callejero no todo es lo que parece. El wifi gratis es muy Christopher Nolan.

Realmente estaba haciendo el mal. Captando las ondas del internet. Lo siento Charles Burns

Plaza de Mina (si la vocecita del semáforo dice que eso es una plaza le tendré que hacer caso)

En mitad de la Plaza de Mina, una vez más, nuestro anónimo amigo THOMSON nos facilita wifi gratis callejero. Aunque puedes resguardarte junto al quiosco que hay al otro lado, a mí siempre me gusta más navegar mientras cruzo el paso de peatones, a veces incluso descalzo, marcándome un Paul McCartney 2.0.

La sonrisilla de mi rostro se debe a que estaba leyendo uno de esos powerpoints tan graciosos que me mandan al mail

 Los Cantones Village (esto último no es un chiste, se llama así)

Qué mejor que un centro comercial para navegar por internet y compatibilizarlo con una merienda nutritiva o los últimos estrenos de cartelera. Los Cantones Village mola y su internet también, aunque te redireccione a una paginita a la que tienes que conectarte para poder acceder a su wifi (una minucia para vosotros, informáticos-ofimáticos de pro).Aunque, para seros sinceros, donde mejor se pilla internet es fuera del local. Así no tienes que entrar. Que es lo que te ahorras.

En este pie de foto no se me ocurre nada graciosete. Así que lo dejo así.

Cierto café italiano y caro a la entrada de la Calle Real según vienes del Obelisco

Aquí el internet va como un tiro. Bien cierto es que puedes entrar y pagarte un frappé a ocho euros (yo lo hago, ya os dije que el dinero no era un problema) pero entiendo que os resulte más económico quedaros fuera, apoyaditos en una esquina, y gorronear su wifi mientras los aromas de los mejores cafetales os entran por vuestras pituitarias de pobres.

Yo no doy nombres, pero ahí queda la foto

Pues hasta aquí hemos llegado. Seguro que hay otros sitios donde explayarse y navegar gratuitamente mientras disfrutamos de la ciudad y de sus gentes, pero a mí me llega con estos. Que tampoco es cuestión de abusar. Espero haberos sido útil. Pero no os acostumbréis a esta generosidad inusitada. Precisamente por eso, porque es inusitada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: