Nerviosismo y malas pasadas

Soy un tipo nervioso, así como que tenso. No es sólo que hable rápido, y me toque el pelo, y hable rápido aún más sobre cosas que en el fondo me dan igual, pero oye, hay que rellenar espectro sonoro, sino que, peor todavía, la jodo, la jodo mucho. Así en general.

No tengo precinto en la boca y fluye todo cual torrente y se me va la cabeza y en su lugar aparece una masa informe de subnormalidad que recuerda bastante a mí. No rige el cerebro sino el impulso irrefrenable de una lengua que va por libre. Y así pasa lo que pasa. Cosas realmente chunguelas (decir “chunguelo” es típico de mi nerviosismo. Quieres caerle bien a alguien y dices “chunguelo”. Genial). A veces son problemas con cierto calado, como este:

– Mi novia me presentaba a sus padres. Gente maja pero, al fin de cuentas, padres. Y yo tenía un pelazo facial considerable. Un aspecto que podría llegar a poner en duda mis, por otra parte, sanísimas costumbres ociosas. Que cualquiera que me viese pensaría mal, que soy un hippie, un tirado, que estoy en el umbral de la mendicidad. Todo eso. Y claro, yo estaba nervioso, así que mi novia de aquella me los presentó, dos besos. Y me separo del rostro de su madre y le veo la cara. Le había picado la barba. Le había molestado. Ya está. No me va a querer para su hija. Quiere a uno afeitado y con polo. No, quiere a uno que directamente juegue al polo. Me ofusqué. Y lo hice. Dos besos. Encantado. Y así, sin más, lo solté. “Yo no me drogo, señora”. Y luego una sonrisa, de corta miel. Para que entre bien la gilipollez que acabo de decir.

En otras ocasiones, lo que mi nerviosismo me obliga a decir o hacer, son detalles imperceptibles para la mayoría. Estupideces que tan sólo yo o mi círculo más íntimo es capaz de percibir porque para el resto de la gente son una especie de murmullo, algo que creen haber oído. Pero están ahí. Lo han oído. No os equivoquéis. Son supinas tonterías. Atentos a la dureza:

– Esquiar me encanta. Es como “quiar” (le gustaba esquiar pero, definitivamente, no le gustaba yo).

– No me gustan los gatos. Yo de eso no como. (Si la chica tiene gatos, ¿por qué digo es? y si no los tiene… ¿por qué digo eso?)

– Me dijo que no le molaba “La habitación roja”, y mi respuesta fue “píntala de verde”.

– Pues yo una vez salí travestido en un video. Haciendo de Rafaella Carrá. (Antes estábamos hablando del conflicto libio. Pero nos quedamos sin temas y se puso el ambiente tenso. Pensé en Libia y si coges Trípoli y tiras para arriba vas a Italia. De ahí a Rafaella había un paso).

– ¡Espera, que os voy a contar un “chiste” de Miguel Noguera! (nunca, nunca hagáis eso. Que los cuente Miguel Noguera. Y si a ti te hacen gracia, pues te lo guardas, porque lo de Julián Muñoz enculando a Kiko Rivera no es cómico para todo el mundo. Cosa por otro lado incomprensible).

– Cuando a alguien se le nota la caspa con esas horrendas luces azulonas de discoteca con aspiraciones a departamento de policía científica, no le des un golpecito en el hombro y le digas “¿Qué tal? Estela Plateada…”. O es muy fan de Marvel o te toma por un cretino.

Pues nada. Hay más chorradas pero yo creo que ya. Ahora me voy a decirle algo a una jovencita atractiva que comparte banco conmigo en la cafetería desde la que escribo. Mierda. Está leyendo esto. Voy a decirle algo. No sé. “¿Qué te pongo?” Pero sabe que no soy camarero. Quizás pueda mentir, y cuele. Le puedo decir que voy de paisano. Que soy una nueva especie de camarero, un rollo selección natural, donde el camarero es tan guay que escoge a sus clientes. Eso puede estar bien, ¿no?

Estaba nervioso y no sabía qué foto poner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: