Enamorarte es querer lo suficiente

Desde aquel día siempre estuve a vueltas con lo de “querer lo suficiente”. Lo suficiente para qué, pensaba. Lo suficiente para soportar la tortura de un aliento mañanero, lo suficiente para conocer a tus padres. Quererte lo suficiente para no querer a otras, quizás. Yo he soportado los pedos de algunas a las que no quería lo suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: