Dime tú si te gusta lo que te hago

La conocí esa misma noche y me llevó a su casa. No la voy a juzgar por eso. Nos besamos desde una puerta hasta la otra, y su cama era grande y estaba deshecha. Tampoco la voy a juzgar por eso.

Me besó, la besé, y no solo en lo labios. De esto que vas bajando y no sabes que sucede antes, si tus besos o la ropa que se va. Quizás sea algo simultáneo. Prometo prestar más atención la próxima vez.

Pues a esas estaba yo, pasando el ecuador. Concentrado en la tarea de mi lengua, porque a mí, ya sabéis, yo soy de esos a los que les gusta más dar placer que recibirlo. El médico me dijo que es porque no funcionan bien mis terminaciones nerviosas en esa zona. No sé. A veces es como si frotase un palo. Por eso me gusta más lo otro. Ya sabéis.

Y creo que lo hago bien. Y disfruto haciéndolo. Pese a la repetición y a algún que otro calambre. Creo que cuando a la chica le gusta, es un sitio bonito en el que estar. Como entrar en casa después de haber estado llamando y llamando, una noche en la que afuera llueve mucho. Cuando llegas,  todo está bien.

Y estaba yo haciendo lo que mejor se me da cuando noté algo en la pierna. Me despisté y ella se quejó y yo pedí disculpas. No quise parar, porque soy un profesional. Pero algo se me acercaba, olisqueando. Conseguí que entrase en mi reducido campo de visión y alargué la mano. Aquello era un perro. Bonito y peludo. Lo que es un perro.

No le di importancia, porque cada cual es dueño de sus mascotas y del hecho de tenerlas por ahí sueltas, pero el chucho debía de tener sed porque, llamado por aquella humedad, se me acercaba cada vez más.

Y, llegado este punto, os voy a ser sinceros. A mí la chica tampoco me gustaba demasiado. Y uno vino a este mundo a divertirse. Además, yo no había hecho nada especial aquella noche. No hablamos de Werner Herzog ni comentamos el nombre que le pondremos a nuestros hijos. No la cogí de la mano, ni siquiera sonreí sincero antes de besarla. Aquella chica me daba un poco igual. Y a estar allí, tanto derecho como yo, lo tenía cualquier otro. Incluido el perro.

El animal tenía sed, el pobrecito. Y a mí aquello me parecía una resolución curiosa y digna de recordar, algo que la noche, de por sí, de seguir el cauce habitual de estos encuentros, no me iba a aportar.

Y lo hice. El perro se me acercaba y yo, poquito a poco, fui sustituyéndolo a él por mí. El chucho, como supondréis, encantado. Y yo, pues no sé, me sentí liberado, con una nueva y vertical perspectiva. Un poco filántropo incluso. Un visionario que derriba fronteras entre las especies y que tira abajo prejuicios.

Pensé en irme sin decir nada. Me imaginé que, cuando todo terminase, ella, agradecida, finjiría que nunca pasó nada y abrazaría al perro en la cama. Con total normalidad. Me parecía una imagen romántica y bonita.

Pero ella estaba frente a mí. Con los ojos cerrados del placer. Y la ví hermosa, libre y pura, un ser feliz en una ignorancia que acabaría por convertirse en revelación. En ese instante, por primera vez en toda la noche, me di cuenta de lo maravilloso que era el ser humano que estaba frente a mí. Que conste que me alegré mucho por el perro, pero no pude resistir el besarle la frente a la chica justo antes de irme.

Luego recordé que no puedo ser omnipresente. Y mis labios tampoco. Ahí se complicó la cosa.

9 comentarios to “Dime tú si te gusta lo que te hago”

  1. Gaia Says:

    Es como la leyenda urbana de Ricky Martin, pero sales tú. Aunque si quitamos el perro y el sexo oral, hay partes que son poéticas…

  2. Daninho Says:

    A min a parte do sexo oral canino paréceme a máis poética. Non sei o efecto que terá nos demais, pero a min paréceme un relato tan romántico que me emociono só de pensar nese fuciño deshumidificando.

  3. tetas Says:

    eres REPUGNANTE tio, me encantaria saber donde vives para llevar un rinoceronte a tu casa y q te de por culo, ya q tanto hablas de los perros y noseq…anda payaso, cuando te comas un coño de verdad por primera vez en tu vida me llamas y me lo cuentas aunq me va a importar una puta mierda.
    anda, a comer mierda!!😉

  4. O. Bouzas Lois Says:

    Digno de Bigas Luna.

  5. pidalita Says:

    me ha encantado lojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: