Porqué me gusta Marlon Brando y tú me das asco

Quizás no acabes de entender los caminos que un mortal debe seguir para llegar a ser un Marlon Brando. Desde luego distas mucho de serlo, no te queda la camiseta imperio ni la mitad de bien que a él. Por muy hercúleo y tonificado que estés. Nadie envidiará una frente despejada como la tuya, como tantos de nosotros envidiamos esas entradas desafiantes, adentrándose en su pelo fino y ondulado.

Cuando le pidas a tu novia que unte su dedo en mantequilla no conservarás intacto tu atractivo. No te da la cabeza para ser un Paul madurito,  para reconstruir en un piso vacío todos los sentimentos que se atropellan ahí fuera, en las calles de Paris. Para ejercer de gurú y faro, para descolocar francesitas y cleopatras. Si engordas serás un gordo y no un superlativo de tu podería físico.

Si envecejes no tocarás el cielo pese a estar postrado en una triste silla. No serás nunca Brando porque te falta raparte la cabeza y ejercer el terror y el respeto. Ser la locura. Serás Brando cuando puedas encadenar beso y puñetazo, y a ellas les guste. Por algo fue el padre de Superman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: