Mi top 5 de antidepresivos fílmicos

Si te has pasado escuchando a Leonard Cohen, si tu novia se ha ido con su monitor de pilates Joao Afonso o si te ves paseando un martes por la mañana mientras el señor José Blanco ocupa su cartera ministerial, no te preocupes. Ya no tendrás que recurrir a la química para animar un poco el espíritu, porque gracias a mis 5 imprescindibles tan sólo tendrás que sentarte y dejar que el juego de luces y sombras que tienes ante ti alivie tus males.

5.- “El amor en fuga” François Truffaut

Es una película menor de Truffaut. Incluso él mismo renegó un poco y dijo que era una farsa (quizás porque la mitad del filme se nutre del metraje de las anteriores aventuras de Antoine Doinel), pero la verdad es que no deja de ser esperanzador ver la evolución del pícaro que interpreta Léaud y darnos cuenta de que hasta los más desastrosos podemos vivir de ilusiones. Y de amor.

El amor en fuga

4.- “Dawn of the Dead” George A. Romero

Digo esta como podría haber dicho cualquier otra película de zombies. Lo necesario aquí es una capacidad de abstracción que os permita sustituir la cara de los muertos vivientes a los que apalean, disparan, mutilan y atropellan en pantalla, por la de algún ser que os perturbe (véase Pepiño Blanco). Lo bueno de la peli de George A. Romero es el añadido de flipártelo con la utopía de tener un centro comercial todito para ti.

Dawn of the dead

3.- “Alta fidelidad” Stephen Frears

La mujer de tu vida no llegará hasta los 30 y pico, así que no desesperes. Y recuerda que el otro puede ser más espiritual y más rico que tú pero si tienes una tienda de vinilos, y la suficiente cultura pop, el guay y exitoso (y el que se lo monta con la cantautora folkie) siempre serás tú. Además tenía que meterla, por aquello del top 5.

Alta Fidelidad

2.- “Todo lo demás” Woody Allen

Es mi pequeña debilidad estrambótica (sumada a “Antes del amanecer”). Me anima el espíritu ver a Jason Biggs haciendo de Woody Allen junto a un Woody Allen que también hace de Woody Allen. Si todo va mal siempre puedes recurrir a tu autosuficiencia intelectual. La escena en la que Dobel revienta el coche de unos macarras  es el mayor acto revolucionario que nosotros, mentes pensantes, podemos hacer contra los matones vigoréxicos. Además hace que te refuerces en tu onanismo: “Anoche me lo monté con Marylin Monroe y Katherine Hepburn. Creo que fue la primera vez que esas dos grandes actrices trabajaron juntas”.

Todo lo demás

1.- “El apartamento” Billy Wilder

Si el mundo se desintegrase en las próximas dos horas me sentaría a ver la película de Wilder, tranquilamente. Es un remanso de paz, de ilusión, de bondad, de romanticismo y de Jack Lemmon. Te hace creer en el género humano pese a mostrarte las miserias en las que caemos constantemente.  Recobras la fe en todo aquello que vale la pena por muy atascado que se haya presentado tu día. Deberían proyectarla gratuitamente, seríamos todos mucho más felices.

El apartamento

Una respuesta to “Mi top 5 de antidepresivos fílmicos”

  1. Quique, te has convertido en un producto « Says:

    […] desde el principio y también lo sabías. Tocaste todo tipo de temas, dedicaste flores y toxos, hiciste recomendaciones fílmicas, intentas iniciar con escaso éxito (por tu parte, vago) un videoblog, en ocasiones hiciste gala de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: