Escribo sobre LOST, porfavor, visita mi blog en busca de respuestas

¿Por qué no escribes sobre LOST? Esa fue el interrogante que abrió mi querido Pepe Mansilla esta misma tarde. Supongo que estaba deseoso de echarme un pulso ahora que en páginas de referencia para seguidores de esta serie, como Lostzilla o El Diario Cinematográfico de Nacho Vigalondo, hacen constantes referencias a su espacio personal.

La verdad es que no escribí nada sobre esta serie por tocar las pelotas. Porque me creo muy moloncio alejándome del mainstream y finjiendo desinterés, desidia y otras cosas que empiezan por “des” (véase descaro, Desmond o deshollinar). Llevamos dos días con un empacho considerable y yo no pienso arrojar luz, adoctrinaros, soltar chascarrillos baratos, encolerizarme y ni mucho menos (líbreme Dios) daros el coñazo sobre teorías o repasar los nudos de acción que los guionistas han dejado en el aire. Tenéis mejores cosas que hacer, como por ejemplo leer mis bonitos poemas.

Pero si que voy a hablaros de esa serie que yo conocí como Perdidos. No me apunté tarde al barco de la fama. Recuerdo ver las promos que emitían en FOX antes de poner la primera temporada. Y recuerdo el interés que suscitó en mi persona (hace cosa de 6 añitos) el primer episodio de la primera temporada. Desde pequeño tengo la recurrente fantasía de imaginarme a mí mismo bajo condiciones extremas de supervivencia. La imaginación vuela y piensa en cómo haría yo para desenvolverme con lo puesto en la estepa siberiana o en el Aconcagua. Mis recuerdos infantiles montando cabañas siempre me acabaron conduciendo a Robison Crusoe (no leí el libro pero me tragué un cómic con un entintado bellísimo que al parecer era muy fiel a la novela) hasta el punto de que me planteé darle una oportunidad a una serie horribilísima que hace poco emitió Antena 3, si no me equivoco.

El primo germano de Nacho Vegas haciendo de Robinson Crusoe. Se afeitaba porque sino a Viernes le picaba la cara.

El caso es que Perdidos me recordaba mucho a otra serie que había emitido TVE y cuya temática (por lo que acabo de contaros) llamaba a la puerta de mi subsconsciente: Perdidos en el Amazonas (y de título original “Peter Benchley’s Amazon”). Una producción germano canadiense que en mi cabeza lo petaba, pero que tan sólo aguantó un año en las parrillas.

Aquí tenéis a las versiones de Kate y Jack en primer plano. Perdidos en el Amazonas. Versionad al resto de gilís.

Esta es la historia de como conocí a la serie de marras y empecé a verla. Desavenencias y momentos de profunda comunión a parte, podríamos pasar mucho tiempo debatiendo sobre la calidad de algo que, para mi entender, no es más que un acojonante puzzle que te deja siempre con la miel en la boca. Una telenovela para modernos. Un escaparate de recursos narrativos.  Una ida de olla con encanto.

Soy un cobarde y no me mojo en si está, o no, sobrevalorada. Los méritos son sus cifras. Tan sólo invito a los apocalípticos a que se vayan a ver Mad Men (si se quieren hacer los guachinais de verdad que se dediquen a analizar el método actoral de Lee Strasberg en Bonanza). Las series pulp que sigan conquistando el corazón de las masas.

El bueno de Lee

Una respuesta to “Escribo sobre LOST, porfavor, visita mi blog en busca de respuestas”

  1. mansillaquetepilla Says:

    “soltar chascarrillos baratos”…o como dices en el capítulo de Lógico “quitarme esta camiseta de mierda” (que es mía)

    modo susceptible off/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: