De cómo ir cayendo en un pozo

Hoy, jovenzuelos sedientos de autodestrucción, vamos a dar una serie de breves y sencillos pasos que nos harán mucho más apacible, didáctica y satisfactoria la tarea de practicar la caída libre en un pozo. Lo primero que debéis hacer es aseguraros de que realmente lo que vosotros necesitáis es la eterna, oscura e impredecible agonía que proporciona el descenso en picado por el pozo. Puede que seáis más de espacios abiertos y os estéis dejando llevar por el romanticismo.

Una vez que tengáis claro que el cosquilleo que os serpentea por la espalda es un deseo oculto por lanzaros a la oscura soledad del fondo del pozo, ¡Poneros en marchar!.

Lo primero (y nada nuevo os cuento), en encontrar un bonito pozo. Las variables que se manejan aquí son las de profundidad y proximidad al hogar. Permitidme que me fume esta última y os ejemplifique esta vertical aventura en un yermo paraje del Escudo Báltico, porque allí, en mitad del frío noroeste ruso, a 10 kilómetros de la ciudad de Zapoliarni, se adentra decidido en las profundidades el pozo superprofundo de Kola. Quién no quiere pasar sus vacaciones intuyendo el pasar de los 12.262 metros de prospección científica en nuestra corteza terrestre. Al pescao:

1.- Antes de nada, avisa en casa de que te vas a la península de Kola, patria rusa, a realizar semejante gilipollez.

2.- Al realizar tu salto asegúrate de llevar un bonito chándal reflectante del Prica. Te permitirá moverte con comodidad en el vacío y facilitará que encuentren tu cuerpo con las linternitas.

3.- Lanza un par de bocatas y algún refresco al fondo del pozo (si no te los comes tú al menos le darás una alegría al que vaya a buscarte). A mí también me gusta lanzar una monedita, no para medir la profundidad (es poco útil) sino para pedir un deseo (calla tonto).

4.- Si quieres llegar pronto al fondo, pero aburrirte de cojones, te recomiendo un poco creativo salto en vertical con los pies por delante (si lo que llevas por delante es la cabeza, deja de leer esto, eres demasiado tonto hasta para tirarte a un pozo). Pero si lo que te apetece es disfrutar de tu caída libre, lo mejor es que te lances con el pecho por delante y las extremidades extendidas, intentando abarcar el mayor espacio posible.

5.- Nadie te mira, no te preocupes por parecer imbécil y haz muecas. Que el aire te entre por la boca y te desfigure un poco la cara.

6.- Si te sientes mareado no te preocupes. Es la falta de aire y la presión que aumenta. Relájate dándote la vuelta y mirando como el hueco por el que te lanzaste es una lucecilla que empequeñece.

7.- Si te aburres, juega a contar hasta tres y gritar ¡Ya!, si coincide con el momento de tu alunizaje en el fondo del pozo ganas algo (pero aún no pensé el que).

8.- Grita. Pero no como un poseso desesperado que se ha caído a un pozo, no. Grita como un jilgerillo que, atrapado, acaba de recobrar su libertad (puedes incluso aletear y así ya redondeamos el símil).

9.- Ponte a prueba y dedícate a citar a los reyes godos.

10.- No verás un carajo. No te preocupes, no hay mucho que ver.

11.- Si crees escuchar a alguien llamándote es buena noticia. Ya estás loco, a partir de ahora todo irá a mejor.

12.- Justo antes de esnafrarte contra el suelo oirás un “¡Zas, en toda la boca!”.

13.- A veces el mundo es extraño y ahí abajo, tan cerquita del Infierno, se está muy calentito.

Ya sabéis que mis humildes consejos no pretenden nada más que seros de ayuda. Espero que así sea y que la próxima vez que os embarqueis en una empresa tan gratificante y educativa como esta, tengáis en cuenta lo que os acabo de contar. Salud.

Kola, ciudad de vacaciones

7 comentarios to “De cómo ir cayendo en un pozo”

  1. Gaia Says:

    ¿Es esto un homenaje al cerdito de 200 kilos que cayó en una fosa séptica en Bergondo??

  2. Gaia Says:

    Tranquilo, estaba vacía, y los servicios de emergencias y de bomberos lograron rescatarlo…con el dinero público gastado en su rescate, a ver con que cara el dueño se atreve a convertirlo en chorizos y chuletas…

  3. Gaia Says:

    Por otro lado, quizás no deberías publicar esto justo después del anuncio de las medidas de ZP, porque se podría considerar incitador a la autolisis…

  4. O. Bouzas Lois Says:

    Bueno, bonito y barato. ¡Un planazo, vamos!
    (Y sí, sorpresa, llegué aquí gracias a la maravillosa invención del facebook)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: