Esto es para ti

Apenas recordaba que había que decir para que mirasen. Tenía el corazón entumecido. Nunca echas de menos nada y de repente una bofetada. Me suelo preguntar si soy un hombre adulto. Cosme I de Medici accedió al poder con diecisiete años. Me enteré el otro día.

Creo que nada de esto lleva a nada de esto. Me estoy empezando a preocupar después de tanto tiempo. Preocuparse es agonía, suele ser insatisfacción, pero mantiene entretenido el espíritu. Supongo que tú lo sabes. Hay gente que no lo sabe.

Ya no me cuesta olvidarte. Ya no te respiro tan fuerte como antes. Apenas vuelves con el aire, porque ahora el aire está más fresco. Se llama Bóreas y te dice hola. Pero yo quiero que sea ella quien devuelva el saludo y no tú.

A veces las naúseas sobrevienen como un efecto reflejo. Y le digo a mi cuerpo que pare porque los dos sabemos a donde conduce esto. Y  tú, que eres un veranillo de San Miguel ,que me llega tarde, y me hace creer en el tiempo estival que quedó atrás.

La estupidez no me niega que entramos en el invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: